Trabajo y Salarios

Salario mínimo

La Constitución Política de Colombia establece la igualdad de oportunidades para percibir el salario mínimo. El Código del Trabajo también establece el salario mínimo. De conformidad con el Código del Trabajo, el salario mínimo es la remuneración mínima que todos los trabajadores tienen derecho a recibir para garantizarles a ellos y a sus familias una calidad de vida digna en el nivel material, moral y cultural.

El salario mínimo mensual es fijado por la Comisión Permanente sobre la Armonización de Políticas Salariales y Laborales. Si la Comisión no puede llegar a un consenso antes del 30 de diciembre de cada año, el gobierno nacional fija el salario mínimo mensual a través de un decreto. La legislación establece que el salario mínimo también se puede determinar mediante convenio colectivo, a condición de que no puede ser inferior al salario mínimo legal.

Salario mínimo se ajusta para garantizar una calidad de vida digna para el trabajador y su familia en el nivel material, moral y cultural. Otros factores que se toman en cuenta a la hora de determinar el salario mínimo son el costo de vida de cada región, la contribución de los salarios al PIB, la capacidad económica de las empresas y los empleadores, la tasa de inflación y la actividad y las condiciones de cada región.

El salario mínimo se aplica a todos sin discriminación alguna por motivos de ocupación, sector o religión. Se ajusta anualmente.

Fuente: Art. 53 de la Constitución de Colombia de 1991; Art. 1, 4 y 145 a 148 del Código del Trabajo de 1961, modificado en 2013; Art. 8 de la Ley 278 de la Comisión Permanente sobre la Armonización de Políticas Salariales y Laborales de 1996

Pago regular

De conformidad con el Código del Trabajo, el salario no solo se refiere a la remuneración ordinaria, sino a todo lo que el trabajador recibe en efectivo o en especie como compensación directa por el servicio prestado.

El artículo 134 del Código del Trabajo establece que el período salarial no debe ser mayor de una semana para trabajadores diarios y que para trabajadores mensuales debe ser de una vez al mes. Los salarios deben pagarse en moneda corriente en el lugar de trabajo durante la jornada laboral o inmediatamente después del trabajo. Los salarios deben pagarse directamente al trabajador o a una persona autorizada (por escrito) por el trabajador.

Se permite el pago de salarios en especie, total o parcialmente, como una parte de la remuneración y puede consistir en alimentos, alojamiento o prendas para el trabajador o su familia. El contrato de trabajo establece expresamente estas prestaciones; sin embargo, no podrán superar el 30 % del salario mínimo.

El empleador no puede deducir, retener ni compensar ninguna cantidad de salario sin el consentimiento del trabajador. El empleador está autorizado a deducir de los salarios lo correspondiente a descuentos, cuotas sindicales, cooperativas de ahorro legalmente autorizadas, aportes al seguro social obligatorio y sanciones disciplinarias impuestas en virtud del Reglamento aprobado. El empleador y el trabajador podrán acordar por escrito la concesión de préstamos, anticipos, deducciones, retenciones de salarios o compensaciones, indicando la fecha límite para el reembolso gradual de la deuda.

Según el Código de Trabajo, no cumplir con la legislación laboral es un delito penal y da lugar a multas de entre uno y cien salarios mínimos vigentes en función de la gravedad del delito.

Fuente: Art. 134 a 140 y 149 a 153 del Código del Trabajo, modificado en 2013

Regulaciones sobre trabajo y salarios

  • Código del Trabajo, 1951, modificado en 2011 / Labour Code (Codigo del Trabajo), 1950, amended in 2011
  • Ley N º 278 de la Comisión Permanente sobre la Armonización de Políticas Salariales y Laborales, 1996 / Law No. 278,The Permanent Commission on the Harmonization of Wage and Labour Policies, 1996
loading...
 
 
 
Loading...